fbpx

Tenemos constancia de la utilización del aloe vera desde la época egipcia. En el ”Papiro Ebers” (tratado de medicina egipcio, XV a. C.), hablan de los beneficios del aloe vera, la llaman la planta de la inmortalidad. Los árabes la consideraban la planta de la eterna juventud.

Hoy en día la consideramos imprescindible en nuestros cuidados cosméticos.

El Aloe vera, tiene dos partes bien diferenciadas, su jugo amarillo o acíbar y el gel que se encuentra en el interior de las hojas del aloe.
Son múltiples su propiedades, esbeltia, la utiliza para hidratar, nutrir, ayuda a bajar la inflamación, proteger del sol, estimular el crecimiento de los fibroblastos y alimentar las capas externas de la piel.

El Aloe vera contiene: aminoácidos (la base de las proteínas), enzimas, vitaminas, sales orgánicas e inorgánicas, esteroles, oligoelementos, ácido úrico, ácidosalicílico, ácido araquidónico, esteroles, saponias, etc.

Es una planta originaria del África Meridional, hay unas 250 variedades, en cosmética se utilizan :
a.- Barbadensis miller
b.- Aloe arborescen

 

Desde las hojas de la planta de Aloe vera se pueden obtener tres tipos de productos comerciales:

  • Un exudado seco, excretado desde las células de aloína presentes en la zona vascular, comúnmente denominado Aloe. Es una droga natural bien conocida por su efecto catártico y también utilizado como un agente amargo en bebidas alcohólicas.

  • Un líquido concentrado de mucílagos presentes en el centro de las hojas, conocido como gel, el que es usado como un producto dermatológico y como un agente beneficioso para la piel, al aportar suavidad y tersura, propiedades que son aprovechadas en la industria cosmetológica y farmacéutica. Además éste gel es utilizado en varias bebidas como suplemento dietético.

  • El aceite, extraído mediante solventes orgánicos, es la fracción lipídica de las hojas y es utilizada solo en la industria cosmetológica como un transportador de pigmento y agente sedante.

  • Muchas propiedades han sido atribuidas a esta planta, por ejemplo su acción desinfectante, antiviral, antibacterial, laxante, protección contra la radiación, antiinflamatorio e inmunoestimulatorio. Se destaca su actividad contra enfermedades de la piel, como dermatitis, psoriasis y contra los daños de la irradiación, también ayuda a las afecciones en los ojos. Por otra parte ayuda en los desórdenes intestinales, tales como estreñimiento atribuyéndole acción antidisentérica, antihemorroidal, cicatrizante, laxante y coletéric.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies